martes, 3 de agosto de 2010

Se inició el juicio a represores en La Pampa

“Si estuvo preso, por algo será”

 Por Adrián Pérez

Mientras el coronel retirado Fabio Carlos Iriart –señalado como el principal responsable de la Subzona 14– no asistió a la audiencia por razones de salud, otros nueve represores acusados de haber cometido delitos de lesa humanidad se negaron a declarar en la primera jornada del juicio oral y público que comenzó ayer en el Colegio de Abogados de Santa Rosa, La Pampa, por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar. Por decisión del Tribunal Oral Federal (TOF), todos los imputados permanecerán detenidos en celdas de la Unidad 4 por el tiempo que demande el proceso judicial. Saúl Hugo Santesteban dirige el diario La Arena desde 1965 y fue uno de los dos testigos que declararon ayer sobre las circunstancias de su detención. “Me preguntaban por algunos artículos publicados que les molestaban a los señores militares”, le contó a Página/12. Aunque estaba citado para atestiguar el 30 de agosto, “como los acusados optaron por no declarar fui a testimoniar hoy (por ayer)”.

Si bien no sufrió torturas durante las tres semanas que estuvo detenido en la Colonia Penal de Santa Rosa U4, Santesteban contó que lo interrogaron para saber si era fundador del partido Guardia Comunista. “Les dije que no militaba en ningún partido y cuestionaban mis notas periodísticas, donde criticaba las razzias que hacían en los hospitales y universidades”, señaló el periodista, y aseguró que el clima de terror que se había instalado entre la gente “era muy visible” por aquello de que “si estuvo preso por algo será” o “los argentinos somos derechos y humanos”. Esas fueron “consignas psicológicas” que “el Proceso implantaba” y “la sociedad repetía”. Sus hijos padecieron el aislamiento que ese terror generó porque los padres de sus amigos “les recomendaban que no se juntaran con ellos”.

“La gente cruzaba de vereda cuando pasaban por mi casa”, recordó el periodista, quien además señaló que “el terrorismo de Estado no se inició en la dictadura”, sino que fue “un proceso que venía de antes”. Esta afirmación cobra fuerza cuando el hombre de 79 años cuenta que, en agosto de 1975, una bomba colocada por la Triple A destruyó medio local del diario La Arena. A las 4 de la madrugada del 24 de marzo de 1976, Santesteban fue detenido en la redacción por un oficial del Ejército y un soldado, que lo trasladaron en una camioneta de esa fuerza hasta la Unidad 4 donde fue alojado en un pabellón junto a 50 detenidos. A los diez días “me preguntaron por algunos artículos publicados que les molestaban a los señores militares”, destacó. Luego de estar a cargo del Poder Ejecutivo Nacional, finalmente fue liberado en abril de 1976. En la audiencia no pudo reconocer a ninguno de sus captores entre los imputados sentados en la sala. El juicio continuará hoy, a partir de las 9, con el testimonio de Nelson Nicoletti, quien al momento de su detención era director del diario La Capital y secretario general del Sindicato de Prensa de La Pampa.

No son seres humanos”, dijo el ex dirigente sindical Miguel Maldonado, detenido el 24 de marzo de 1976 refiriéndose a 10 represores, dos militares y ocho policías, juzgados por violaciones a los derechos humanos en La Pampa, la llamada Subzona 14 de la represión ilegal.

El juicio se inició con la lectura de las acusaciones en el Tribunal Oral Federal de Santa Rosa. Está integrado por José Mario Tripputi Mario Armando Marquez y Enrique Krom.

Una de las primeras decisiones del TOF fue excluir del juicio al ex comandante de la SZ 14, coronel (RE) Fabio Iriart, de 84 años y enfermo sin posibilidades de trasladarse. Será seguido día a día y en caso de ser posible, le tomarán declaración indagatoria por videoconferencia.

Los otros acusados son el ex secretario general de la intervención militar en La Pampa, Nestor Greppi (ex edecán del presidente Raúl Alfonsín) y los policías pampeanos Roberto Constantino, Omar Aguilera, Roberto Fiorucci, Oscar Yorio, Athos Reta, Hugo Marenchino, Néstor Cenizo y Carlos Reinhart. Tiene acusaciones por la privación ilegítima de la libertad de 28 víctimas.

*******************************************************************************
Las querellas son ejercidas por 23 organizaciones derechos humanos, entre ellas la Fundación Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el Movimiento Pampeanos por los Derechos Humanos y la Fundación Anahí. También, el partido Comunista.

El primer testigo fue el director del diario La Arena , Saúl Santesteban detenido la madrugada del 24 de marzo de 1976. “No me leyeron un orden ni nada. Me dijeron que me vistiera”, dijo el periodista.

El segundo testigo, el ex sindicalista y militante de la Democracia Cristina, Miguel Maldonado -–arrestado la madrugada del golpe- dijo que lo liberaron por la intervención de la Iglesia.“No son seres humanos. No se arrepintieron de nada”, dijo Maldonado en su testimonio. Reveló que durante su traslado al penal de Maxima Seguridad de Rawson se abrió la compuerta del avión: “uno dijo ‘carne para los tiburones’. Y alguien cayó. Eso es lo que vivimos nosotros ”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada