jueves, 29 de diciembre de 2011

Tras ocho años prófugo, el extraditado represor Baraldini quedó detenido en La Pampa

El represor Luis Baraldini, extraditado el fin de semana desde Bolivia por delitos de lesa humanidad cometidos en La Pampa durante la dictadura militar, se negó a declarar esta mañana ante el juez federal Pedro Zabala y quedó detenido en la Unidad 4 de Santa Rosa.

El ex jefe de la Policía de La Pampa llegó este jueves desde el penal de la ciudad bonaerense de Marcos Paz a la sede de la justicia federal pampeana, ubicada en pleno centro de Santa Rosa, en un celular de la policía federal y fuertemente custodiado.

Allí, un grupo de militantes de Derechos Humanos y víctimas de la represión en La Pampa lo aguardaban y cuando bajó del celular, fue insultado y a los gritos de "asesino" fue rápidamente ingresado al juzgado donde lo esperaba el juez para ser indagado.

No traía puesta la gorra con la que apareció en varias fotos que fueron publicados luego de su detención en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, y si bien apenas pudo verse su rostro, se pudo observar que ante los gritos de los manifestantes presentes esbozó una sonrisa.

En el juzgado, ingresó a la sala ante el juez Zabala acompañado por el abogado defensor oficial Guillermo Miller, donde se le informó sobre los delitos que se le imputan, a partir de los testimonios de víctimas de la represión durante el primer juicio de la Subzona 14 que se sustanció en Santa Rosa en 2010.

Tras poco más de una hora, Baraldini se negó a declarar y fue retirado por la parte trasera del edificio para evitar incidentes y fue trasladado a la U4 de Santa Rosa, donde se encuentran alojados los otros ex policías y ex militares que fueron condenados en el primer juicio.

Baraldini, que estaba prófugo de la justicia argentina desde 2003 por violaciones a los derechos humanos, será juzgado en La Pampa por su participación al frente del temible Comando de la Subzona 1.4, responsable de más de 300 casos de secuestros y tormentos ocurridos en la provincia durante la última dictadura.

El ex militar había logrado esquivar el juicio contra los represores pampeanos responsables de la Subzona 1.4, en el que finalmente en noviembre de 2010 fueron condenados varios de sus subalternos durante la dictadura, por las detenciones ilegales y las torturas de los detenidos que estuvieron secuestrados en la sede de la Subzona, ubicada a metros de la Casa de Gobierno de la capital provincial.

La detención de Baraldini fue recibida con alegría y satisfacción por familiares y víctimas de la represión y organismos de Derechos Humanos de La Pampa, atento que todos coinciden en calificar que "fue la cabeza de la organización del terrorismo de estado en La Pampa" y "es una pieza fundamental, para desentrañar el terrorismo en la provincia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada